Español usa
Languaje/Lenguaje
 

DZIBILCHALTÚN: belleza extraordinaria

EXPLORE YUCATAN

Dzibilchaltún significa en lengua maya “El lugar donde hay escritura en piedras planas” en alusión a numerosas lápidas conmemorativas encontradas en el sitio, también llamadas estelas. Se encuentra ubicado en el km. 14 de la carretera Mérida – Progreso, a 52. Km de Xcambó, lugar donde se obtenía la sal, producto básico en su comercio. Según los expertos, en Dzibilchaltún hubo asentamientos desde el año 500 a.C., es posible que desde antes y perduró hasta la conquista de los españoles alrededor de 1540.

El asentamiento abarcó unos 19 km2 siendo de tipo concéntrico, en los que se han hallado alrededor de 8 mil 400 estructuras. La parte central está compuesta por numerosas construcciones monumentales que abarcan unas 25 hectáreas. En el resto del área se encuentran conjuntos arquitectónicos dispersos con pirámides y edificios abovedados. Se cree que Dzibilchaltún pudo haber alcanzado una población de hasta 40 mil habitantes, lo que la coloca como una de las ciudades antiguas más grandes de Mesoamérica.

Aparte de las estelas, en donde sobresale la número 19, que es considerada una obra maestra del arte escultórico maya, destaca la mampostería verdadera, es decir, piedras unidas con argamasa y cuñas, así como bóvedas construidas con el sistema de piedras saledizas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 Cenote Xlakah en Dzibilchaltún                                                          Templo de las Siete Muñecas en Dzibilchaltún 

 

El asentamiento presenta varios sakbe’oob (caminos antiguos) que comunicaban con varios grupos de edificios. Caminando a través de estos podemos transportarnos imaginariamente hacia un mundo totalmente diferente al nuestro, lleno de acontecimientos fascinantes y enigmáticos.

Al borde Este del sakbe 1, un conjunto que cubre 24 mil 300 m2 cuya estructura principal es conocido como Templo de las Siete Muñecas o Templo del Sol, que es una subestructura cuadrangular de lo que alguna vez fue un templo monumental y en el que se puede observar un fenómeno solar, en donde el dios maya del sol asoma su plumaje de fuego por las puertas del majestuoso templo durante los primeros días de primavera y otoño, debido a la impresionante precisión matemática de los mayas. Este espectáculo digno de admirar sólo en Dzibilchaltún, nos sirve para comprender la perfección de la sabiduría de esta civilización.

En otro lado, rematando la Plaza Central por su parte poniente, se encuentra el Cenote Xlakah (Pueblo Viejo), uno de los más grandes y profundos encontrados hasta hoy en todo Yucatán. Se han rescatado gran número de piezas arqueológicas, principalmente vasijas. Sus aguas cristalinas, cubiertas de lirios que flotan en la superficie han sido testigos eternos de la grandeza de este lugar, cobrando inigualable belleza al ser atravesadas por los rayos del sol.

Además de una importante zona arqueológica, Dzibilchaltún es un Parque Ecológico Nacional, que nos ofrece un espectáculo único con su centenar de especies de avifauna y gran variedad de bellísimas mariposas que nos conducen a través del tiempo a una muestra del desarrollo de los mayas y su manejo de la naturaleza, enseñándonos la estrecha comunicación entre la sociedad y la naturaleza por miles de años.

 

Dzibilchaltún

  • Abre de lunes a domingo de 8:00 a 17:00 h.
  • Admisión general: 107 pesos; nacionales: 82 pesos; menores de 13 años: 5 pesos.
  • Domingos: visitantes nacionales gratis con ID oficial.

COMENTARIOS

Todos

Más Nuevos

¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse
Ingresar
Espero un momento enviando correo
 
    Contraseña
    email