Español usa
Languaje/Lenguaje
Espero un momento enviando correo
 

    CASONAS DE MÉRIDA

    La capital yucateca es una de las ciudades más antiguas de nuestro continente. Su edificación, que comenzó pocos años después de la conquista de México a manos españolas, se ha mantenido constante a través de los siglos, dejando como testigos de ese crecimiento a diversas construcciones que hoy día, constituyen atractivos turísticos únicos en el mundo. Erigidas en diversos estilos, épocas y situaciones, las casonas de Mérida imponen por su magnificencia y sobre todo, por su incomparable belleza.

     

    Casa Montejo (Calle 63, a un costado de la Plaza Grande, Centro) – Edificada en el siglo XVI, es el único ejemplo de casa civil de estilo renacentista en todo México. Construida por un tal Maese Juan, su fachada constituye el más bello ejemplo del estilo plateresco del país.

    En 1526, la Corona Española le entregó a Don Francisco de Montejo “El Viejo”, el título de Adelantado de Yucatán, Así, ordenó la construcción de esta casa al costado sur de la Plaza Mayor de lo que sería Mérida. En su soberbia fachada se lee la inscripción: “Esta obra mandó hacer el …Adelantado… Don Francisco de Montejo año de MDXLIX”, probablemente la fecha en que se terminó su construcción.

    A lo largo de los años, la Casa Montejo ha sufrido diversas modificaciones acorde a los gustos de sus diversos propietarios, pero lo que ha permanecido a través de sus 400 años de existencia es la imponente fachada, que aún hoy encanta a propios y extraños como uno de los monumentos más reconocidos de Mérida. Pertenece desde hace años al Banco Nacional de México, que la habilitó como museo de sitio y ofrece constantes exposiciones y servicios educativos.

     

    Palacio Municipal (Calle 62, entre 61 y 63, Centro) – la hermosa arquería del Palacio, construida durante la primera mitad del siglo XVIII, señala el sitio donde se levantó uno de los principales edificios prehispánicos de la ciudad maya de T’Hó. Su fachada perteneció a una de las casonas coloniales más impresionantes ya derribadas.

     

    Casa del Hacendado Henequenero (Calle 62, entre 63 y 65, Centro) – fue la casa del Lic. Carlos Peón Maldonado, ex gobernador de Yucatán. Es una lujosa residencia porfiriana que con sus pisos cubiertos de mármol de dos colores y sus sobrias escalinatas de piedra, brinda un claro ejemplo del lujo con que se vestían las casonas de principios del siglo XX.

     

    Casas Moriscas (esquina de las calles 56 y 55 y Calle 62, entre 69 y 71, Centro) – la influencia morisca afrancesada se ve en estas casas construidas por inmigrantes españoles que, probablemente inundados de nostalgia andaluz, dieron aspectos únicos a estas casonas, con resultados verdaderamente exquisitos.

     

    Casa Morisca

     

    Casa Peón de Regil – (Paseo Montejo no. 471, esquina con Calle 35) – el rico hacendado Pedro Regil C. mandó construir esta casa que se terminó en 1905. Es históricamente la segunda casa más importante de la avenida Paseo Montejo. Luce uno de los exteriores mejor logrados en proporciones y estilos. Es uno de los mayores atractivos turísticos y uno de los edificios más preciados de la ciudad.

     

    Palacio Cantón (Paseo Montejo esquina con Calle 43) – Es obra del arquitecto italiano Enrico Deserti, el mismo que edificó el Teatro Peón Contreras. La monumental escalera de mármol italiano conduce a las habitaciones principales de este edificio, que a mediados del siglo pasado, sirvió de residencia para los gobernadores del Estado. Actualmente es el Museo Regional de Antropología e Historia.

    Palacio Cantón / Museo de Antropología de Yucatán

     

    Casa Medina o Peón del Minarete (Paseo Montejo no. 473) – La residencia de la familia Medina luce como particularidad única un elevado mirador de influencia morisca que permitía contemplar la prolongada llanura yucateca cubierta de huertas y henequenales.

     

    Las Casas Cámara o Gemelas (Paseo Montejo no. 495, entre 43 y 45) – Los hermanos Cámara Zavala encargaron los planos de sus casas al arquitecto europeo M. Umbdenstock, dentro del estilo francés del siglo XVIII y se comenzaron a construir en 1906. Son para destacar varios elementos, como los palacetes, la herrería de los balcones y las puertas de entrada, que te trasladan a las calles residenciales de París de principios del siglo XX.

     

    Quinta Montes Molina -antes Villa Beatriz- (Paseo Montejo no. 469, entre 33-A y 35) – construida por la familia cubana Portuando Regil, fue adquirida por Avelino Montes. Este recinto mantiene las puertas abiertas a quienes deseen vivir una experiencia de viaje al pasado. Es sede de múltiples eventos de sociedad y artísticos en sus magníficos patios.

    Quinta Montes Molina

     

     

    COMENTARIOS

    Todos

    Más Nuevos

    ¿Olvidaste tu contraseña?
    Registrarse
    Ingresar
    Espero un momento enviando correo
     
      Contraseña
      email