Español usa
Languaje/Lenguaje
Espero un momento enviando correo
 

    La ciudad de Mérida se encuentra plagada de rincones inolvidables que muestran la historia de Yucatán a través de la arquitectura de sus casonas y edificios, muchos de los cuales se han visto convertidos en museos, monumentos históricos o edificios de gobierno, debido a la alta información que poseen tanto en sus paredes como en su interior. Por lo tanto una de las mejores formas para conocer la ciudad es visitando estos lugares, de los cuales una gran mayoría se encuentran en el Centro Histórico. Sabiendo esto, el Gobierno del Estado a través de su Centro de Información Turística ofrece a los visitantes un recorrido guiado por los principales sitios ubicados en el corazón de la ciudad, entre los cuales se encuentran el Palacio Municipal, la Plaza Principal, la Casa Montejo, el Ateneo Peninsular, el Palacio de Gobierno, la Catedral de San Ildefonso, el Pasaje de la Revolución y el Museo de la Ciudad.

    En cada uno de estos lugares, los visitantes podrán conocer las etapas históricas por las que ha pasado la ciudad, así como los diferentes estilos arquitectónicos que poseen cada uno de sus edificios principales.
    El Palacio Municipal.


    Construido en el año 1734 durante el gobierno de Don Santiago Aguirre, este edificio ha pasado por varias modificaciones en su estructura, sin embargo aun conserva un estilo colonial en su arquitectura. En la parte inferior se pueden encontrar diversos restaurantes de comida típica, así como de artesanías.

    Plaza Principal.
    Por más de tres siglos esta plaza funcionó como un espacio recreativo para realizar corridas de toros, fiestas y festivales. Fue hasta 1915 cuando se levantó la primera explanada junto a los asientos binarios, que la conforman hoy en día.

     


    Casa de Montejo.

    El espacio que ocupa perteneció al Adelantado Francisco de Montejo, pero fue su hijo, mejor conocido como “El Mozo”, quien construye lo que sería la morada de los conquistadores, concluida en 1549. Del diseño original, hoy solo conserva el portal de su fachada esculpido en piedra y de estilo plateresco, uno de las representaciones más importantes del país.

    Ateneo Peninsular.
    Construido entre los años de 1573 a 1579, este edificio funcionó como residencia oficial de los obispos de Yucatán por unos 340 años. Fue hasta 1994 cuando esta propiedad, perteneciendo al Gobierno del Estado, se convierte en la sede del Museo de Arte Contemporáneo (MACAY).

    Palacio de Gobierno.
    Edificado entre 1883 y 1892 como residencia de los Gobernadores y Capitanes Generales de Yucatán, este recinto muestra una arquitectura neoclásica, propia del siglo XIX. Actualmente alberga las oficinas del Gobierno del estado, así como los grandes murales del famoso ilustrador yucateco Fernando Castro Pacheco.

    Catedral de San Ildefonso.
    A petición del Rey Felipe II en 1561, se comenzó a edificar esta catedral, que llevó más de 37 años en concluirse. Su estilo arquitectónico es variado, pues las torres e interior se consideran como estilo morisco, mientras que su fachada es renacentista. Esta característica solo demuestra la gran historia que guarda entre sus grandes muros.

    Pasaje de la Revolución.
    Por orden del General Salvador Alvarado en 1916, de demoler las dos capillas del sur de la Catedral y parte del Palacio Episcopal y del antiguo Seminario de San Ildefonso, se abre este andador que hoy se conoce como Pasaje a la Revolución.

    Museo de la Ciudad.
    Inaugurado en 1908 como Palacio Federal de Correos, este edificio muestra el auge económico de la ciudad a principios del siglo XX. Fue hasta junio del 2007 que este recinto se convirtió en la nueva sede del Museo de la Ciudad.

    COMENTARIOS

    Todos

    Más Nuevos

    ¿Olvidaste tu contraseña?
    Registrarse
    Ingresar
    Espero un momento enviando correo
     
      Contraseña
      email